domingo, 14 de febrero de 2016

Capítulo 52 (seguimos....)

Kat miraba alucinada el coche que tenia delante de ella. ¡No podía ser! ella no es que entendiera mucho de coches... en realidad era una negada total, pero era capaz de distinguir un coche último modelo, Un bugatti en realidad
-¿Vas a decirme como demonios un policia puede tener un coche así?- le pregunta mientras permanece a su lado sentada en el asiento del copiloto- me digiste que sin preguntas, te he hecho caso, pero soy una chica curiosa, y esto me está matando- le pregunta dramática- así que te importaría responderme... y dejar de reirte como si fuera tonta- ahora se siente bastante molesta
- lo he robado- bromea él en tono muy serio- lo he sacado del depósito de coches- intenta contener la risa
-¿estas de broma?- le grita a pleno pulmón
-¡DIOS! me acabas de dejar sordo- le dice mientras se frota el oído dañado
-hablo en serio, de donde has sacado este coche. Y no me digas que es prestado porque no te lo creo
- ¿y porque no puede ser prestado?
-no tienes amigos tan influyentes como para que conduzcan un coche semejante-el la mira y sonríe, si ella supiera.
-vale, está bien. Te lo diré. pero primero tienes que esperar un poco- ella comienza a protestar- dame solo unos días para poder solucionar unas cosas y te diré todo lo que quieras saber ¿de acuerdo?, confía en mí, por favor.- ella le mira, no le hace mucha gracia todo esto, pero desde luego no tiene otro remedio
- está bien. Pero solo respondeme a una pregunta... creo que al menos me merezco eso - el asiente con la cabeza- este coche ...¿es tuyo?- él la mira, y simplemente asiente con la cabeza. Ella abre los ojos de par en par pero también guarda silencio.
---------------------------------------------------------------------------------------------------------------
Hacia días que su equipaje habia llegado, pero verónica, sentada en su vestidor observaba toda su ropa sin estar demasiado convencida. Es cierto, la gente de ese lugar no es que fueran mal vestidas pero... casi toda su ropa era de alta costura, un capricho caro que su papa estaba encantado de costearle. Pero salir a la calle de incógnito con unos Manolo Blanick desde luego no seria la mejor opción.
-¡ANA!- grita a pleno pulmón por si la pobre mujer está "sorda" y no se entera
-si, señorita- le responde esta al llegar a la habitación- ¿necesita algo?
-pues la verdad que si, necesitaba que me fueras a comprar ropa- 
-¿perdón?- la sirvienta la mira sin entenderla, o sin querer hacerlo
-Si, ya sabes, ropa "normal"
¡a que se refiera con ropa normal?- sigue sin entender
-Ana, pues ropa que pueda ponerse cualquier persona para salir a dar un paseo... no como la mía- le dice señalando a su armario- la sirvienta asiente-¿podrías hacerme el favor?
-Por supuesto señorita- Verónica sonríe y cuando la otra mujer va a salir...-Ana , también necesitaba que me consiguieras otra cosa...
-claro, que necesita
-Una peluca, morena a ser posible-vale, ahora si que la empleada no entiende nada, se dice para sí misma mientras que abre la boca 
Tras salir la mujer Verónica sonrie feliz, porfín podrá salir de la casa aunque sea ocultándose. Desde luego que alguien la vea y descubra el parecido con la otra mujer resultaría bastante extraño. Mientras que continuaba con sus pensamientos e ideas para pasar el día sintió a alguien llamar a la puerta.
-Adelante!- responde ella mientras posa el peine encima del tocador
-Señorita alguien la busca- ella giró extrañada ¿Alguien la busca? ¿a ella?, pero si nadie sabe que esta aquí ¿Como...? en ese momento, sin más explicaciones se dio cuenta.
- Dile que bajo enseguida- y sonriendo despidió a la sirvienta- Verónica no se apura, se toma su tiempo para terminar de arreglarse, todavía no tiene la ropa nueva así que tiene que adaptarse a lo que tiene, Se mira al espejo de su tocador y sonríe - Has tardado menos de lo que esperaba, comienza la cuenta atrás. Dice para sí misma y girándose se dirige hacia la planta de abajo

martes, 10 de noviembre de 2015

GRACIAS A TODOS POR VUESTRA PACIENCIA

Seguramente muchas personas os direis que soy una desagradecida, que abandoné las historias como si fueran algo inservible, pero os puedo asegurar que no es así. Durante estos meses, y ya se que no es excusa, he tenido ciertos problemas de salud lo que me ha mantenido alejada de los blog. Son mis "bebes", y aunque se que no son una gran obra literaria ni nada por el estilo, las he estado haciendo con todo mi corazón pero no me quedó más remedio que dejarlas un poco al margen para poder recuperarme. Os pido disculpas a todos y daros las gracias por vuestra eterna paciencia, que se que es mucha. En breve espero poder volver al redil. MUCHOS BESOS A TODOS Y GRACIAS DE TODO CORAZÓN,

martes, 26 de mayo de 2015

CAPÍTULO 51





Todo lo que algún día has creido se convierte en algo fugaz, algo efímero, algo aterrador. Piensa para sí Verónica mientras observa con detenimiento al horizonte desde la terraza de su habitación. Todo ha cambiado, tantas cosas han pasado que se le ha hecho casi insostenible. Flavio... su fuente de poder, su guerrero valiente, ha sido su fortaleza desde que todo paso, desde que el mundo que conocía se volvia gris...oscuro...tenebroso y mientras que el dolor daba paso al resintimiento y al miedo 

El tiempo se acaba... sigue corriendo sin poder evitarlo mientras que siente que se le escapa de entre los dedos. Todo va a cambiar, el mundo que conocia cada vez se distanciaba más.

Verónica intentaba mantener la compostura, intentaba estar tranquila para que Flavio no se diera cuenta de su malestar, de su eterna agonia, pero sentia que el tiempo se le estaba acabando y no podia hacer nada, no podria ver a su pequeña crecer, no podrian estar los tres juntos viendo esos preciosos amaneceres mientras que viajaban por hermosos lugares que les otorgarian hermosos recuerdos; ya nada de eso iba a ser posible
-¿cuanto tiempo falta?- Le pregunta a la mujer que está dentro de la habitación
- ¿a que os referis?
-¡No te hagas la tonta! Sabes perfectamente a que me refiero ¿Cuando voy a dar a luz?- Julia suspiro
-todavía queda algún tiempo...
-¿Cuanto?- la criada la miro con gesto de preocupación. Su señora cada vez estaba más debil, ya no había vuelta atrás. La muerte se la estaba llevando y no podía hacer nada
-Dos lunas llenas...puede que menos- Verónica soltó un brusco suspiro. El tiempo estaba en contra. La cria se dio la vuelta para marcharse
-¡jULIA! no puedes rehuirme siempre, ya no. ya no queda tiempo, no hay otra solución
-Mi señora!!! Encontraremos otra manera, Su marido de seguro que podrá hacer algo... yo buscare la manera de...
-Es demasiado tarde... Para que mi hija viva yo debo morir...y lo sabes- la criada negaba con la cabeza mientras su cara desencajada denotaba el terror que la consumia- ambas sabemos que haga lo que haga la muerte está llamando a mi puerta por mucho que Flavio intente engañarse a sí mismo con falsas mejorias.Mi hija debe vivir. pero ÉL debe creer que está muerta. Debe haber dos entierros...dos tumbas...- Verónica gira levemente la cabeza mirando hacia la mujer- y tu debe ser quien acabe con mi vida
-¡no me puede pedir eso! ¡NO PUEDE!- La mujer soltaba amrgos sollozos de impotencia
 -solo tú puedes hacerlo. Te estoy pidiendo mucho.. Siempre has sido como una madre para mí y se que es egoista pedirte esto. Pero también se que la única persona capaz de soportar la ira y el desconsuela de Flavio eres tú. Te odiará, intentara acabar contigo,... te he puesto en una dificil situación y se que en este momento me odiaras por ello.
-Nun..nunca podría...nunca podría odiarla, mi señora- sollaza la mujer mientras entierra en el fondo de su corazón ese secreto que lleva tantos años guardando
-Debes acabar con mi vida para que mi pequeña viva la suya. Tú misma has podido comprbar con tu magia que ella va a nacer para ser grande, para ser importante, ella será la fierza que a mí me ha faltado, será la fortaleza de su padre cuando yo ya no esté. -Julia se negaba a volver a mirarla, todo era demasiado duro pero sabia que no le quedaba otra opción, tenia que hacerlo, por Verónica...por la pequeña,... por ella misma-
-"El destino reclama a los que se lleva con demasiada premura, y volvera a poner en los confines de la tierra a quien con fuerza se aggarre al mundo de los vivos" -recita la sirvierta acongojada-Volverá a este mundo, mi señora. Su destino todavía no se ha escrito.

viernes, 22 de mayo de 2015

Próximamente nuevo capítulo!!!!

En breve regresare con la continuación de Moonvalley.

Perdón a todos por la espera 



Un abrazo enorme

jueves, 26 de febrero de 2015

Capítulo 50 (parte 2)




 -¡JODER! Tessa menudo susto, que haces así vestida- le pregunta Katherine mientras la obserba de arriba abajo sin poder evitar echarse a reir a carcajadas
-¡no te rias de mi mocosa!- Kat sonrie aun con más fuerza. Tessa va vestida con un mono de trabajo todo manchado con pintura
-¿se puede saber porque llevas ese mono? ¿ahora te dedicas a pintar?- Tessa la mira y sonrie
-Estoy pintando la habitación pequeña
-¿a esta hora? ¿y porque no contratas a alguien?- le dice mientras se dirige a la nevera a por algo de beber...-¿quieres una copa de vino?- La mujer mayor niega con la cabeza
-no, no es tarde y me tengo que ir. Solo vine a buscar las brochas que tienes en el desvan
-y porque no entrantes con tu llave sabes que no necesitas picar-
-lo se pero no queria entrar por la casa para mancharla entera de pintura. ya está suficientemente echa un asco- responde contrariada. Kat sonrie y va a buscar las brochas. Tras eso se despiden.
Tras la visita inesperada regresa al sofá, coge alguna golosina y dulce más para las siguientes horas de cine y relax.
Eran más de media noche. Nahia hacia bastante rato  que se habia acostado tras venir de la biblioteca y cenar. Menudo día más tonto que habia tenido, pensó kt para sí misma, no habia hecho nada de provecho ni digno de mención; aunque debia de reconocer que se haia relajado mucho; un tiempo para una misma nunca viene mal. Apagó la televisión y recogío todos los cacharros de la mesa del café; los metío en el fregadero y comenzó a subir por las escaleras cuando sintío un breve sonido, un sonido lejano. volvió a bajar de nuevo las escaleras y comenzó con la mirada a buscar de donde venía ese ruido cuando se percató que era la vibración del movil; le habia quitado el sonido por la mañana y se habia olvidado volver a ponérselo.Cuando cogío el movil y miró el nombre de quien la llamaba soltó una breve sonrisa,
-Hola
-hola preciosa ¿estás ocupada?- le pregunta él
-no, no, estaba subiendo a acostarme, ya es algo tarde y mañana tengo que seguir escribiendo; tengo el libro bastante abandonado la verdad- ella escucha una breve y sexy risa al otro lado del teléfono
-entonces no te quitaré mucho tiempo; solo me preguntaba si tenias algo que hacer mañana por la tarde- ella puso una exresión pensativa
-pues la verdad quitando lo que te dije, escribir, creo que no. Nahia se va a marchar con su novio a no se que me dijo de un partido asi que estoy sola ¿porque?
-pues porque te tengo una sorpresa- ella comienza a sonreir tontamente
-¿en serior?- me encantan las sorpresa- siente como él vuelve a sonreir
-me alegro, espero que te guste entonces- ella vuelve a sonreir. La verdad que se siente una conversacion un poco tonta y absurda , comienza un breve silencio,  no incomodo, pero sí excitante... ella no sabe que decir, su ùltima conversación habia sido bastante intensa asique ahora casi no sabia que decir...ella intenta romper el silencio...
-bueno...y tu...
-¿que llevas puesto?-ella suelta una sonora carcajada.
---------------------------------------------------------------------------------------

-vale Katherine, tranquilizate ¿de acuerdo?- se dice mirándose en el espejo. Habia pasado horas cambiandose de ropa, no sabia que ponerse. él no habia querido darle ninguna pista sobre lo que ibana hacer; solo le dijo que fuera cómoda -¡cómoda! ¡cómoda! eso es muy relativo chico listo, cada persona está cómoda de una manera- suelta un breve suspiro. Se siente como si fuera su primera cita, la priera vez que salen juntos; ¡menuda tonteria!, pero después de esa confesión por parte de él se siente bastante extraña, intimidada . Sabía que era una tontería, habian hablado practicamente de cualquier cosa pero sus palabras la dejaron tan fuera de sí que todavía le parecian que nunca se las había dicho, que nunca las habia escuchado.
De repente siente el timbre de la puerta sonar. Suelta un breve suspiro
-alla vamos...- y camina rumbo a su destino.
Bajo las escaleras mientras hiperventilaba, casi no podia respirar. Estaba muy nerviosa y no sabia porque, era extraño. Soltó un intenso suspiro y abrió la puerta. Allí estaba, vestido con ropa informal, pantalon vaquero oscuro y un poco haciendo juego, le quedaba de muerte, pensó para sí misma.
-has llegado pron..- no le dio tiempo a acabar la frasé cuando él la acercó fuertemente hacia él y la besó dejándola sn respiración
-No podia esperar más, me moria por verte- le responde él cuando se aparta suavemente de ella. Kat lo mira con la boca en forma de o, se siente tonta, del todo, la agarra de la mano...-¿lo has cogido todo?- le pregunta él, ella asiente y cerrando la puerta sale hacia el porche cuando se queda de piedra
-¿y eso?- pregunta sorprendida, el sonrie y girándose hacia ella...
-escuchame, solo quiero que disfrutes ¿vale? sin preguntas.
-pero...pero... si eso...eso es un...un Bugatti... ¿como demonios un po...?- el le pone la mano en los labios para hacerla callar.
- todo te lo responderé a su debido momento ¿de acuerdo?, por ahora solo te pido que no hagas más preguntas; solo diviertete, es o único que quiero. Prométemelo. Ella lo mira con los ojos muy abiertos sin poder creerselo pero asiente con la cabeza
-¿eres traficante?- el se rie a carcajadas y agarrandola de la cintura la lleva hacia el espectacular coche que ha atraido la atención de varios de los vecinos que por allí pasaba.

miércoles, 28 de enero de 2015

Capítulo 50 (parte 1)

 La melodia continuaba, las parejas se agolpaban unas tras de otra mientras que seguian el ritmo impuesto por esa música sensual y pegadiza. Brais caminó entre el tumulto de gente para unirse a esa mujer que lo esperaba, esa imagen de dulce demonio vengador que durante un siglo lo habia atormentado. Esas palabras que le retorcian las entrañas segundo a segundo de cada día.
Cuando llegó hasta ella, ella lo miró en silencio mientras la abrazaba para comenzar a moverse al ritmo de la cancion marcada. él a abrazo y comenzaron a danzar por la `pista como si fueran las únicos que allí estaban, al margen de esas miradas divididas entre las críticas y las divertidas. 
-¡Brais Marius! ¡Cuanto tiempo!- le dice ella- casi parece que ha pasado una vida entera- ella lo mira y sonrie- bueno...como si digeramos- continuan bailando mientras él opta por el silencia, pero la sorpresa, la agonia y el miedo le habian formado un nudo en la garganta que le impedia soltar una sola palabra-¿Cuantos años han pasado? ¿70,80 años? ¡toda una vida sin duda!
-65 años- responde él, apenas en un susurro, casi inaudible. 
-¡ah! si, es verdad, ¡España! tan hermosa, y hundida en el caos.-Ella suelta un largo y cómico suspiro- Francisco Franco firma el tratado declarandose vencedor de la guerra civil- cuenta ella como si de una historia se tratara. Esa noche...mientras los vítores de alegria sonaban en las calles inmersas por el dolor más grande y la destrucción más absoluta...fue donde nos vimos por última vez y...
-¡recuerdo perfectamente esa noche!- exclama él con un fuerte tono de ira y dolor. Esa noche la tiene marcada a fuego en su corazó, la agarra con violencia del brazo- nunca podre olvidar esa maldita noche.- de repente ella borra la sonrisa de su cara
-¡eso espero!, rezo cada segundo de cada día porque tu vida se convierta en un infierno. He venido a Moonvalley para hacerte pagar cada una de las cosas que has hecho...- él suelta una carcajada
-no me lo digas...¿el angel vengador? se burla de ella- ella lo mira sin pestañear
-te juro que si vuelves a acercarte a ella el infierno será un bonito paisaje turístico para tí, comparado con lo que yo te  voy a hacer. Me conoces Marius, sabes de lo que soy capaz. Alejate de ella.
- y sino que...-responde él altanero- ella muestra una mueca de burla en su cara mientras que posa su otra mano en su pecho: encima de su corazón.
-si no lo haces ...te arrancaré el corazón del pecho con mis propias manos- ambos se miraron, sabian que esa frase tenia un doble sentido. Ella podria arrancarle el corazón. Ya lo habia hecho, años atrás. 
-------------------------------------------

ESTE CAPÍTULO HA SIDO CORTITO PERO INTENSO. ESPERO QUE OS GUSTE Y LO DISFRUTEIS, MUCHISIMOS BESOS Y ESPERO CON IMACIENCIA VUESTRAS OPINIONES. MUCHAS GRACIAS A TOD@S

jueves, 15 de enero de 2015

Capítulo 49




Buenos Aires, 25 de Mayo de 1915

la música, alto componenete de un mundo en el que las fiestas, la elegancia, la alegria y la opulencia conviven casi segundo a segundo. La fiesta estaba en pleno apogeo, miles de caras de la alta sociedad  Argentia mostraba su imagen más glamurosa. La fiesta estaba envuelta en un aire de misterio tras esas máscaras que cada uno de los asistentes llevaba puesta. Misterio, deseo, fuego recorria cada centímetro del lugar. Caras ocultas recorrian el recinto de esa enorme casa estilo colonial, mientras que conversaban amigablemente unos con otros con suaves y espumosas bebidas en sus copas. 
La orquesta tocaba distintas melodias traidas de varios paises.parejas bailaban sin descanso mientras que el murmullos de las risas recorria el maravilloso salón.
Cada invitado entraba al salón con su correspondiente invitación. El matrimonio Marius no podria ser menos. Los invitados allí congregados giraron sus cabezas al ver al nuevo habitante de su exclusivo círculo desde tierras italianas, un intruso que a muchos no gustaba demasiado pero que su aire de peligrosidad y su enorme fortuna, hacía el mejor "amigo" de muchos. Varios de los hombres hicieron breves inclinaciones de cabeza a la vez que el matrimonio pasaba; siendo devuelto el saludo de semejante manera.
Megan Marius, estaba muy bien considerada por sus grandes aportaciones a favor de los niños desfavorecidos entre otras muchas causas beneficas lo que le permitia codearse con todo hombre, mujer del lugar, sin distinción. Mientras que Brais era una importante empresario con muchos millones a su paso, poder ilimitado que daba fuertes sumas de dinero a ciertos poderes políticos de la republica lo que le convertia, automáticamente en un "nene mimado"
Mientras que seguian paseando saludadndo a los anfitriones de la fiesta Brais observa algo, una mujer, desde luego no era humana, él podía saberlo sin problemas, pero su familiaridad le desconcerto, Sentia que ya la conocia, su pelo, su forma de caminar,... Desde luego no era una mujer que pasara inadvertida. Mientras que las mujeres del lugar optaron por opulentos vestidos con colores vistosos y amplio volumen ella optó por u sencillo vestido de lineas rectas en un verde musgo, guantes de seda color negro haciendo juego con susus zapatos. Otra diferencia con las mujeres del lugar que la hacian vibrante y única es que era la única del lugar que llevaba el pelo suelto, cayendo en cascada su larga melena le llegaba casi hasta la cintura, solo retenida por un breve prendedor al lado de su cabeza. Y tapando su rostro un hermoso antifaz, totalmente de cristal, tallado. Brais lo miró con antención, estaba seguro que habia visto ese antifaz antes, pero no sabia donde. 
La joven sonrio a un hombre a su lado algo que hizo a Brais sentira una fuerte punzada en el estómago, algo que no conseguia entender. La pareja se trasladarn hacia la pista de baile donde comenzaba a sonar una sensual y pegadiza melodia, un tango "el tango de Roxanne", un baile que en los últimos años se habia puesto muy de moda en los bailes de la alto sociedad argentina, curiosamente provenian de las comunidades afro-rioplatenses de argentina, pero se extendio tanto hasta la gran ciudad que se habia convertido en un baile indispensable para todo baile; aunque todavía habia muchos en contra catalogándolo de "indecente". La joven y su acompañante comenzaron a bailar, muy bien acompasados, pareciera que llevaban años bailándolo juntos. Ella ni siquiera habia movido la mirada hacia Brais, no le habia visto. Pero él no podia apartar la mirada de ella, no lo podia evitar, sentia que la conocia pero al mismo tiempo era imposible, no era esa persona, no ea ella.
-Explectacular ¿verdad?- le dijo una voz de hombre a su espalda
-¿que?
-digo que es espléndida, es una belleza. He intentado que mi hijo se case con ella, es maravillosa pero ella parece no estar muy interesada en el matrimonio por ahora- le contesta Jose Luis Quiroga, Conocido empresario y dueño de uno de los diarios más importantes del pais
-ya veo- responde fingiendo una indiferencia que no siente-pero tu hijo no se va a casar con esa chica...¿como se llama?...
-Ana Maria, sí, se va a casar con ella pero mi hijo, al igual que gran parte de los jovenes, y no tan jóvenes hombres de esta ciudad, pagarian cualquier precio por estar con una mujer como ella- el hombre más mayor sonrio dulcemente- Hasta yo si fuera varios años más joven seguro que intentaria convertirla en mi esposa- contesta él bebiendo de su copa. Brais continua mirándola sin decir palabra- además es Italiana también, como tu
-¡¿ah si?!- responde él ahora si con más curiosidad
- sí, su padre es dueño de varias cuadras de caballos a lo largo y ancho del mundo. Dueño de navieras y se dice que podria ser dueño de varios diarios-¡ah! y bancos... esa chica no solo es una belleza y un auténtico encanto sino que es una mina de oro. Es la niña bonita de su padre, adora en ella.- el hombre continua sonriendo- cualquier cosa que ella quiera su padre reovera cielo y tierra para encontrársela. -el hombrele mira sorprendido- pero me parece muy extraño que no hayas escuchado hablar de ella. no hay persona en esta ciudad que no la halla nombrado a lo largo de esta semana
-¿esta semana?
-si, ella solo pasa aquí una semana al año; solo asiste a esta fiesta y después se marcha, Londres, París, Nueva york,... en fin cualquier sitio que se le apetezca-Brais le mira y asiente mientras que la melodia está el pleno climax. Ahora sí que estaba intrigado. Sabia que esa mujer no era humana, que era italiana, y su parecido...era ridiculamente parecida a...- Si pudiera tembrar lo hubiera hecho, si pudiera sorprenderse más seguro que lo hubiera hecho...la sangre comenzó a hervirle y un fuerte nudo en la garganta le impedia tragar 
-como...como se llama- le pregunta al hombre que no se ha percatado en ningún momento de las reacciones del hombre a su lado. No podia ser, era imposible. Ella estaba muerta, hacia siglos. él la habia visto muerta en aquella cama, sin vida con su ted pálida. Su dulce rostro en descanso eterno. Asique solo podia ser...
-Se llama Verónica...Verónica Sabattini.-La hija de la mujer que más habia amado y odiado en su larga y eterna vida. En ese momento la mujr giró su cara hacia él y sus ojos la vieron. Cara a cara, frente a frente, el demonio habia venido a tomar cuentas por todo lo que habia hecho. La venganza estaba demasiado cerca